vocativos, siempre con comas

Los vocativos (palabras o grupos de palabras que se refieren al interlocutor y se emplean para llamarlo o dirigirse a él de forma explícita) se aíslan entre comas.

Sin embargo, en la prensa cubana encontramos ejemplos como los siguientes: «¡Hola Mercurio!», «¡Felicidades mamá!» y «¡Buenos días Cuba!».

Tal y como consta en la Ortografía de la lengua española, «se aíslan entre comas los sustantivos, grupos nominales o pronombres personales que funcionan como vocativos, esto es, que se refieren al interlocutor y se emplean para llamarlo o dirigirse a él de forma explícita: Javier, no quiero que salgas tan tarde; Has de saber, muchacho, que tu padre era un gran amigo mío; Estoy a sus órdenes, mi coronel; Usted, acérquese inmediatamente».

Por último, conviene recordar que, «con independencia de sus características prosódicas, los vocativos se escriben siempre entre comas, incluso cuando los enunciados son muy breves, como en estructuras del tipo No, señor; Sí, mujer».

Así, en los ejemplos iniciales lo apropiado habría sido escribir «¡Hola, Mercurio!», «¡Felicidades, mamá!» y «¡Buenos días, Cuba!».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.