«todos», mejor que «tod@s»

Todos, y no tod@s, es la escritura adecuada de este pronombre indefinido cuando se emplea para designar a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos. Por tanto, el uso de la arroba como marca de género es innecesario e inaceptable desde el punto de vista de la morfología del español.

Sin embargo, en algunos medios de comunicación de Cuba, por influjo de la escritura del nombre de la canción y del eslogan de esta etapa estival, Verano con tod@s, encontramos ejemplos como los siguientes: «Cuba en verano, desde mañana, y con tod@s», «Música cubana para tod@s en el verano 2022» y «Cuba, un verano para tod@s».

Tal y como explica la Real Academia Española, «la arroba no es un signo lingüístico, de modo que no se considera apropiado su empleo en lugar del masculino genérico para referirse conjuntamente a individuos de ambos sexos».

Seguidamente, les ofrecemos algunas precisiones de tres obras fundamentales de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española:

  • Diccionario panhispánico de dudas (2005):

Para evitar las engorrosas repeticiones a que da lugar la reciente e innecesaria costumbre de hacer siempre explícita la alusión a ambos sexos (los niños y las niñas, los ciudadanos y ciudadanas, etc.), ha comenzado a usarse en carteles y circulares el símbolo de la arroba (@) como recurso gráfico para integrar en una sola palabra las formas masculina y femenina del sustantivo, ya que este signo parece incluir en su trazo las vocales a y o: l@s niñ@s. Debe tenerse en cuenta que la arroba no es un signo lingüístico y, por ello, su uso en estos casos es inadmisible desde el punto de vista normativo; a esto se añade la imposibilidad de aplicar esta fórmula integradora en muchos casos sin dar lugar a graves inconsistencias, como ocurre en Día del niñ@, donde la contracción del solo es válida para el masculino niño.

  • Nueva gramática de la lengua española (2009):

En algunos países hispanohablantes (entre ellos, varios del área caribeña, pero también de otras) se extiende el uso de la arroba en la lengua escrita informal (l@s turistas, l@s estudiantes). Debe tenerse en cuenta que la arroba no es un signo lingüístico, por lo que su uso en estos casos no resulta aceptable. Se han registrado también esas expresiones con el artículo masculino de uso genérico, como en Día del niñ@, secuencias en las que aún tiene, si cabe, menos sentido.

  • Libro de estilo de la lengua española (2018):

l@s niñ@s, les niñes, lxs niñxs. No se considera válido el uso de la arroba, la e o la x para hacer referencia a los dos sexos: l@s niñ@s, les niñes, lxs niñxs. Estos recursos contravienen las reglas gráficas y morfológicas del español. No se rechaza, en cambio, el uso de la barra o el del paréntesis si el desdoblamiento se considera indispensable en algún contexto: Queridos/as amigos/as o Queridos(as) amigos(as). Aun así, el abuso de este recurso hace que los textos resulten confusos. Debe evitarse asimismo la coordinación de artículos en estos contextos: los y las alumnas.

Desdoblamientos

En relación con el desdoblamiento todos y todas, si bien no es incorrecto, en la mayoría de los casos resulta innecesario desde el punto de vista lingüístico, pues el masculino gramatical (todos), como término no marcado de la oposición de género, engloba en la referencia a hombres y mujeres.

Todxs y todes

Por último, conviene recordar que, de acuerdo con la RAE, el uso de la letra x y la letra e como supuestas marcas de género es ajeno a la morfología del español, además de innecesario (e impronunciable la x), pues el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género». Por tanto, se desaconseja el uso de formas como todes, elle, compañeres, niñes..., en lugar de todos, ellos, compañeros, niños…  

Así, en los ejemplos iniciales lo apropiado habría sido escribir «Cuba en verano, desde mañana, y con todos», «Música cubana para todos en el verano 2022» y «Cuba, un verano para todos».

3 Respuestas a “«todos», mejor que «tod@s»”

  1. Muy oportuno. Hace unos días fui a un concierto LGTB y la presentadora utilizaba el «igues» indiscriminadamente. Aparte le sugerí que no lo hiciera y me dijo que ese era el lenguaje inclusivo que «elles,» usaban.
    Lo peor es que mucha gente se apropia de esto vicios y los divulga.
    Igual ocurre con «todas y todos», «niñas y niños» etc. El discurso se torna cargante, cuando nuestra lengua es rica en sinónimos. Sugiero divulgar estas cosas por los medios, en programas estelares de gran audiencia y capacitemos a nuestros periodistas y presentadores empezando por Lázaro Manuel Alonso y Fidel Toranzo.
    Pensaba: si Martí hubiera asumido estás perversiones del lenguaje hubiera dicho : «Hombre o mujer es más que blanco o blanca, as que negro o negra, más que mulato o mulata dígase hombre o mujer y se habrán dicho todos los derechos» Uff!!!

    1. De acuerdo con usted, estimada Ana Molina. En este sentido, los medios de comunciación tienen una labor muy educativa; por tanto, es imprescindible que quienes son la imagen y la voz de estos se preocupen por usar adecuadamente el idioma, ya que son considerados modelos lingüísticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.