Día Internacional de la Mujer, claves de redacción

Ofrecemos las siguientes claves para una mejor redacción de las informaciones relacionadas con el Día Internacional de la Mujer, celebrado cada 8 de marzo.

1) Día Internacional de la Mujer, escritura adecuada

Los sustantivos y adjetivos que forman parte del nombre de las festividades, sean civiles, militares o religiosas, se escriben con mayúscula inicial. Así, lo apropiado sería Día Internacional de la Mujer, Día de la Mujer o Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

2) 8M, mejor que 8-M

Las siglas alfanuméricas, como es el caso de las fechas señaladas, pueden escribirse con guion o sin guion, aunque se prefiere prescindir de este signo. Así pues, aunque 8M y 8-M.

3) FMC, en mayúscula y sin puntos

Como indica la Ortografía académica, «las siglas que no son pronunciables como palabras y tienen que leerse, en todo o en parte, deletreando sus componentes deben mantener siempre su escritura en mayúscula». De ahí que, para Federación de Mujeres Cubanas, la sigla adecuada sea FMC, no F. M. C., enteramente en mayúscula y sin puntos.  

4) Revista Mujeres, en cursiva y con mayúscula 

Todas las palabras significativas que forman parte del nombre de una publicación periódica (un periódico, una revista, un boletín, etc.) se escriben con mayúscula inicial y en cursiva cuando se hace referencia a ellos en un texto. Por eso, lo adecuado sería «La revista Mujeres es el órgano de comunicación oficial de la FMC».  

5) Premios, distinciones y condecoraciones, en mayúscula

La mayúscula inicial es obligatoria en las palabras representativas que forman parte del nombre de premios, distinciones y condecoraciones. Por eso, se recomienda escribir 23 de Agosto, Orden Ana Betancourt.  

6) Cargos, en minúscula

Los cargos, independientemente del tipo que sean, se escriben con minúscula inicial. Por eso, lo recomendado sería Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, no Secretaria General ni Secretaria general. Asimismo, para referirse a Vilma Espín Guillois, la expresión eterna presidenta de la FMC debe escribirse en minúscula.

7) Empoderar y empoderamiento, grafías válidas

Tanto empoderar (‘hacer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido) como empoderamiento (‘acción y efecto de empoderar’) son términos válidos en español, ambos documentados en el Diccionario de la lengua española. Ej.: La conferencia trató sobre el empoderamiento de la mujer en Cuba de hoy.

8) Sensibilizar, concienciar y concientizar, verbos adecuados

El Diccionario de la lengua española documenta los términos sensibilizar (‘hacer sensible algo o a alguien’), concienciar (‘hacer que alguien sea consciente de algo’, ‘adquirir conciencia de algo’), preferido en España, y concientizar (‘concienciar’), de mayor uso en América.

9) Hembrismo, término válido 

Según la Fundación del Español Urgente, ya se documenta el término hembrismo para aludir a una defensa de la superioridad de la mujer sobre el varón que, a diferencia del machismo, no es un «sistema con existencia real, sino meramente como la actitud particular de algunas personas que abogan por la prevalencia de las mujeres sobre los hombres».  

10) Sororidad, neologismo válido

Según el DLE, sororidad proviene del inglés sorority, este del latín medieval sororitas, –atis ‘congregación de monjas’, y este derivado del latín soror, –ōris ‘hermana carnal’). Desde 2018 tiene una entrada en esta obra académica, en la cual se pueden leer también estas dos acepciones: ‘relación de solidaridad entre las mujeres, especialmente en la lucha por su empoderamiento’ y ‘en los Estados Unidos de América, asociación estudiantil femenina que habitualmente cuenta con una residencia especial’.

11) Feminismo no es lo opuesto a machismo

El DLE define al machismo como la ‘actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres’, mientras que feminismo se refiere al ‘principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre’ o al ‘movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo’.

De acuerdo con la FundéuRAE, ya se documenta el término hembrismo para aludir a una defensa de la superioridad de la mujer sobre el varón que, a diferencia del machismo, no es un «sistema con existencia real, sino meramente como la actitud particular de algunas personas que abogan por la prevalencia de las mujeres sobre los hombres».

12) Feminicidio y femicidio, grafías válidas

El DLE documenta el término feminicidio (del lat. femĭna ‘mujer’ y –cidio; cf. ingl. feminicide) como el ‘asesinato de una mujer a manos de un hombre por machismo o misoginia’. Es igualmente válido el vocablo femicidio (del ingl. femicide, y este del lat. femĭna ‘mujer’ y el ingl. –cide ‘cidio’, acort. por infl. de homicide ‘homicidio’), que significa ‘feminicidio’.

13) Violencia contra las mujeres, violencia de género y violencia machista

Las expresiones violencia contra las mujeres, violencia de género y violencia machista pueden utilizarse como sinónimas para referirse a la violencia ejercida contra las mujeres y las identidades femeninas por razón de género. 

14) Neomachista, mejor que neo machista y neo-machista

A partir del prefijo neo– (‘nuevo’, ‘reciente’) y machista (‘perteneciente o relativo al machismo’, ‘partidario del machismo’), se ha formado el vocablo neomachista, el cual alude a aquellos hombres que, con su discurso «políticamente correcto», practican una forma más sutil de machismo y que, por lo general, difunden abiertamente la teoría de que la mayoría de mujeres ponen denuncias falsas sobre violencia machista.  

15) Micromachismo, mejor que micro machismo y micro-machismo

La voz micromachismo, sin guion ni espacio intermedios, designa ‘comportamientos, prácticas y estrategias cotidianas de ejercicio del poder de dominio masculino que atentan en diversos grados contra la autonomía de las mujeres’.   

16) Machoexplicación o explicación machista, mejor que mansplaining

El neologismo machoexplicación (de macho y explicación) es una alternativa válida al anglicismo mansplaining —significa (dicho de un hombre) ‘explicar (algo) a alguien, normalmente una mujer, de forma condescendiente’—, que recoge adecuadamente su significado y que permite, además, la creación de otras voces de la misma familia léxica, como el sustantivo machoexplicador o el verbo machoexplicar. Otra variante que también se consideraría válida es machiexplicación. Si desea optarse por alternativas más formales, son válidas las fórmulas explicación machista o condescendencia machista o masculina.

17) Profesiones, en femenino

Para referirse a una ‘mujer que tiene autoridad para juzgar’ el término recomendado es jueza. Si se trata de una ‘mujer que preside una junta o Gobierno’, se sugiere el empleo del vocablo presidenta. Asimismo, las mujeres que ocupan algún grado en el Ejército pueden ser generalas y capitanas. Cabe destacar que también son válidas las formas la juez, la presidente, la general, la capitán, por ser sustantivos comunes en cuanto al género, pero, al existir un sustantivo femenino para estas profesiones y cargos, se prefiere entonces jueza, presidenta, capitana y generala. 

18) Obispa es el femenino de obispo 

La forma obispa, mejor que la obispo, es la adecuada para referirse a la eclesiástica a quien, en algunas Iglesias cristianas, como la anglicana o la episcopal, se confiere el gobierno de una diócesis.

19) La lideresa, pero también la líder 

Aunque por su terminación la forma líder es común en cuanto al género (el/la líder), también el sustantivo lideresa es válido para nombrar a la ‘mujer que dirige o conduce un partido político, un grupo social u otra colectividad’.

Una primera entrega de estas recomendaciones se publicó el 23 de agosto de 2020.

Una respuesta a “Día Internacional de la Mujer, claves de redacción”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.