comillas, usos de este signo ortográfico

A propósito de las frecuentes dudas relacionadas con el uso adecuado de las comillas, ofrecemos las siguientes claves de redacción para un mejor empleo de estos signos ortográficos.  

1) Tipos de comillas y posición en el renglón  

En español se emplean tres tipos de comillas: las angulares, también llamadas latinas o españolas (« »), las inglesas (“ ”) y las simples (‘ ’). Las comillas inglesas y las simples se escriben en la parte alta del renglón, mientras que las angulares se escriben centradas.

El signo 《 》 es ajeno al español y, por tanto, no es adecuado su empleo, pues corresponde a la forma de las comillas en otras lenguas, como el coreano o el tibetano. Tampoco es apropiado el uso de la antilambda (>, <), también llamada corchete angular (<<  >>).  

Según la FundéuRAE, otras lenguas, como el francés y el ruso, usan también las angulares, que en idiomas como el alemán, se invierten, de modo que las puntas de las comillas están hacia adentro del texto entrecomillado y no hacia afuera (» «).  

2) Comillas, jerarquía

En los textos impresos, se recomienda utilizar en primera instancia las comillas angulares, reservando los otros tipos para cuando deban entrecomillarse partes de un texto ya entrecomillado. En este caso, las comillas simples se emplearán en último lugar: «Antonio me dijo: “Vaya ‘cacharro’ que se ha comprado Julián”». 

3) Comillas inglesas, particularidades 

El uso de las comillas inglesas, tan común en América, es admisible en español y, de hecho, su empleo es el más habitual, sobre todo, cuando se escribe a mano. Las comillas inglesas pueden ser tipográficas (“ ”), únicas empleadas hoy en los textos impresos, y mecanográficas, también conocidas como rectas (» «).  

4) Usos adecuados

• Para enmarcar citas textuales: «Sobreviven los que se adaptan mejor al cambio», dijo Darwin.
• Para reproducir pensamientos de los personajes de una obra literaria: «No tengo nada que perder», pensó Manuela.
• Para indicar que una palabra o expresión es impropia, vulgar, procede de otra lengua o se utiliza irónicamente o con un sentido especial: Siempre dice que las «cocretas» de ese sitio están riquísimas.
• Para citar el título de un artículo, un reportaje, un cuento, un poema, el capítulo de un libro o, en general, cualquier parte interna de una publicación, especialmente si aparecen junto con el título de la obra a la que pertenecen: Leeré el poema «Los zapaticos de rosa», de La Edad de Oro.
• Para enmarcar los significados en obras de carácter lingüístico, se utilizan las comillas simples: La voz apicultura está formada a partir de los términos latinos apis ‘abeja’ y cultura ‘cultivo, crianza’. Asimismo, se recomienda su uso, de ser necesario, en los titulares de la prensa.   

5) Usos inadecuados

• Para marcar nombres propios de entidades, marcas, premios, acrónimos o siglas de otras lenguas. Por lo tanto, no se recomienda su empleo en Mi hija estudia en la Escuela Primaria “José Martí”, Necesito un “DVD”.

Para enmarcar los títulos de las colecciones editoriales, de los libros sagrados o de sus partes. Así, lo adecuado es escribir el Corán, el Génesis, sin comillas.

Para enmarcar los títulos de los libros, revistas y periódicos. En consecuencia, lo recomedado es Leí la obra El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, Envié dos trabajos para la revista Juventud Técnica y uno para el periódico Granma.  

6) Concurrencia de las comillas con otros signos

• El punto, la coma, el punto y coma y los dos puntos se escriben siempre después de la comilla de cierre: «Antonio me dijo: “Vaya ‘cacharro’ que se ha comprado Julián”».
• Si coinciden tras una palabra dos o más signos dobles, se cerrará primero el que se haya abierto en último lugar: «No estoy seguro de esto (¿por qué habría de estarlo?)», señaló. 

7) Comillas, ¿cómo encontrarlas en el teclado?

En el teclado del celular, normalmente puedes acceder a los diferentes tipos de comillas al dejar presionado el carácter de la comilla inglesa («).  En el teclado del ordenador, puedes usar las siguientes combinaciones:

Una primera entrega de esta recomendaciones se publicó el 27 de septiembre de 2020.

Una respuesta a “comillas, usos de este signo ortográfico”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.