«porque», «porqué», «por qué» y «por que», usos adecuados

Foto: Pixabay.

 A propósito de las frecuentes dudas sobre el uso adecuado de porque, porqué, por qué y por que, ofrecemos las siguientes aclaraciones. 

a) porque

Es una conjunción causal con la que se introducen las oraciones subordinadas que expresan la causa o motivo de que ocurra (o, en otros casos, de que se diga o afirme) lo expresado en la oración principal: Me fui de la casa porque ya se ha perdido la sensación de hogar; La niña se preocupa porque la cara de la mamá está triste. También puede funcionar como conjunción final con el sentido de ‘para que’, pero este uso frecuente en el español de otras épocas es hoy raro: El anís lo acepto, porque no diga usted que es un desaire; Y tú, porque no creyeran que no eres un caballero, cediste como un imbécil.

b) porqué

Es un sustantivo masculino que equivale a ‘causa, razón o motivo’. Se usa precedido de determinante y tiene forma de plural (porqués):  No era fácil de adivinar el porqué de su silencio; Imploraba una explicación, un porqué. También puede ser un sustantivo que equivale a la ‘pregunta que comienza con por qué e indaga la causa de algo’: Nadie respondió a sus porqués; La opinión pública empieza a preguntarse si la respuesta de sus porqués no está tal vez en los motivos económicos.

c)  por que

Cuando la preposición por introduce un complemento exigido por el verbo u otros elementos (adjetivo o sustantivo) se escribe separada de la conjunción que: Voto por que lo haga él; Rogué por que se salvase; Se esfuerzan por que sus hijos tengan lo necesario; Estaba ansiosa por que vinieras; Mostró su preferencia por que los técnicos sean nativos.

Como señala la Ortografía académica, si la oración subordinada lleva el verbo en subjuntivo e introduce una causa orientada hacia el futuro, noción muy cercana a la de finalidad, se admiten ambas grafías: por que y porque, como se observa en Estaré rogando al señor por que haya más comprensión y Me quedé largo rato rogando porque los dioses la salvaran.

Asimismo, se escribe en dos palabras la preposición por seguida del relativo que (equivalente a por el/la/los/las que), como se observa en El vestido por que suspiraba era muy caro y Si tenemos en cuenta las torturas por que ha pasado, entenderemos su actuación.

d) por qué

Formada por la preposición por y el interrogativo qué esta estructura introduce en español las oraciones interrogativas directas que preguntan por la causa de lo que se expresa a continuación: ¿Por qué lo hizo?; ¿Por qué llegó hasta aquí?; ¿Por qué departamentos pasará el director? También introduce oraciones interrogativas indirectas: Quería saber por qué; Le pregunté por qué trabajaba en una fábrica; No sé por qué, pero me parece que me estás esquivando. 

Aunque según el Diccionario panhispánico de dudas era incorrecto anteponer el artículo el en casos como «Seguramente tú tienes una teoría para explicar el por qué ocurre eso» y, por tanto, se recomendaba escribir «Seguramente tú tienes una teoría para explicar por qué ocurre eso»; hoy día, de acuerdo con la Nueva gramática de la lengua española, en casos como «No me pregunto el por qué a mí», pese a que se aconseja prescindir del artículo, si se antepone, sustantivando la interrogativa indirecta, también es válida la grafía en dos palabras.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.