Género

 ✅ EPÍGRAFE X: Género

1) ¿Cuáles son los sustantivos epicenos

Según la NGBLE, los sustantivos epicenos son de un solo género sin que este haga referencia al sexo, aun cuando designean seres sexuados. El género masculino o femenino de estos sustantivos solo se manifiesta en la concordancia. Son muy frecuentes entre los nombres de animales (el avestruz, la cobra, la jineta…) y plantas (el acebo, el espárrago, la palmera, el plátano, el sauce). También los hay que hacen referencia a los seres humanos (la autoridad, el emisor, la persona…). Para especificar el sexo de los referentes de los nombres de animales y plantas se utilizan los sustantivos macho y hembra: el hipopótamo macho / el hipopótamo hembra, el ombú macho / el ombú hembra. Para especificar el sexo de los individuos designados por los sustantivos epicenos de persona, se agregan masculino / femenino o varón / mujer.

2) ¿Algunos sustantivos epicenos pueden comportarse como comunes? 

Sí. Según la NGBLE, pueden ser epicenos o comunes los siguientes sustantivos: rehén (Ella es el único rehén o Ella es la única rehén), miembro (Ella es el miembro más notable de aquel equipo o Ella es la miembro más notable de aquel equipo). No se considera correcto el femenino miembra. Bebé, por ejemplo, es común en buena parte de América, pero epiceno en España. En varios países americanos, este sustantivo ha desarrollado una forma femenina, a la par que una pronunciación llana: bebe / beba.

3) ¿Son correctos los sustantivos cocodrila, tiburona, unicornia, elefanta e hipopótama

En principio, estos sustantivos son epicenos; sin embargo, en usos humorísticos o en contextos informales, por ejemplo, un cuento para niños, se podría usar los femeninos morfemáticos tiburona, unicornia y cocodrila. Por otra parte, elefanta (en el Diccionario académico desde 1803) e hipopótama son formas válidas también para aludir específicamente a la hembra de la especie. Así, sería adecuado decir un elefante marino y una elefanta marina.

4) ¿Qué es un sustantivo ambiguo en cuanto al género?

De acuerdo con la NGBLE, los sustantivos ambiguos en cuanto al género «son nombres de terminación invariable que pueden usarse como masculinos o femeninos, pero sin experimentar cambios de significado. Esta ambigüedad de género se da sobre todo en singular». Ejemplos: el/la mar (plural, los mares), el/la maratón, el/la dote (plural, las dotes), el/la linde, el/la interrogante, el/la enzima (en masculino es una voz poco usada), el/la azúcar, el/la aneurisma, el/la internet; el/la sartén y el/la sauna (son femeninos en el español europeo, pero alternan ambos géneros en el americano). 

5) ¿Qué es un sustantivo común en cuanto al género?

Como consta en la NGBLE, los sustantivos comunes en cuanto al género pueden ser masculinos o femeninos sin que su forma se vea modificada. Su género (y, por consiguiente, el sexo del referente) puede manifestarse a través de la concordancia con adjetivos y determinantes. Así, serían comunes en cuanto al género los siguientes nombres: el/la cónyuge, este/esta testigo, estudiante aplicado/aplicada, el/la chofer (también se documenta el vocablo choferesa para el femenino, pero el DLE lo marca como poco usado), el/la líder (en algunas regiones de América también se emplea la forma lideresa para el femenino, forma que, en lo particular, recomendamos), el/la televidente (no la televidenta), el/la paciente (no la pacienta), el/la soprano (no la soprana).

6) ¿Cuál es el femenino de mago, verdugo, músico, médico, papa? 

El femenino de mago es maga (‘dicho de una persona: versada en la magia o que la practica’), el de verdugo es verduga (‘persona encargada de ejecutar la pena de muerte u otros castigos corporales impuestos por la justicia’); el de músico es música (‘persona que conoce el arte de la música o la ejerce, especialmente como instrumentista o compositor’); el de médico es médica (‘persona legalmente autorizada para profesar y ejercer la medicina’); el de papa es papisa (‘mujer que ocupa el papado’).

En los casos anteriores, no se consideran femeninos apropiados formas como la mago, la músico,la médico. Asimismo, son adecuadas las voces ingeniera, arquitecta, arqueóloga (en el DLE desde 1984), senadora y jueza (1992), aunque desde mucho antes ya había mujeres que ejercían estas profesiones. El femenino de papa es papisa. Aunque la Iglesia católica no permite la ordenación de mujeres, el femenino de sumo pontífice sería la suma pontífice

7) ¿Cuál es la forma femenina de los sustantivos que designan grados en la escala militar? 

De acuerdo con la NGBLE, se consideran comunes en cuanto al género los sustantivos que designan grados de la escala militar, cualquiera que sea su terminación: el soldado / la soldado; un teniente / una teniente (y lo mismo cabo, sargento, comandante, coronel, general). Sin embargo, en algunos países americanos, se registran usos como la capitana, la coronela, la sargenta o la tenienta para designar a las mujeres que poseen tales grados.

8) ¿Es el calor o la calor? 

Según el DLE, el vocablo calor es un sustantivo masculino, pese a que en algunas zonas de América y España se emplea en género femenino. Al respecto, el DPD reconoce que acompañarlo de un artículo, sustantivo, adjetivo o adverbio en femenino «se considera hoy vulgar y debe evitarse». Por lo tanto, en la lengua esmerada, la forma recomendada es el calor, un calor, calor intenso o mucho calor. En la NGLE se explica que «el empleo de calor como femenino no pertenece al español estándar. Se registra sobre todo en la lengua popular del español europeo meridional, en el Río de la Plata y en ciertas regiones del área andina. En el español de Andalucía (España) se percibe incluso una diferencia de intensidad a favor del femenino (la calor, las calores) en relación con el masculino (el calor, los calores) cuando se habla de calor atmosférico». 

9) ¿Es el azúcar o la azúcar?

De acuerdo con el DPD, «es válido su uso en ambos géneros, aunque, si va sin especificativo es mayoritario su empleo en masculino (el azúcar). Cuando lleva un adjetivo especificativo, este puede ir asimismo en cualquiera de los dos géneros, aunque suele predominar el femenino (azúcar prieta, pero azúcar avainillado). En plural, lleve o no especificativo, es claramente mayoritario el masculino (los azúcares, ambos azúcares)». 

10) ¿Es la autoestima o el autoestima?

Según el DLE, el sustantivo autoestima es femenino y significa ‘valoración generalmente positiva de sí mismo’. Por tanto, lo adecuado es la autoestima, no el autoestima, pues en este caso, la /a/ inicial no es la vocal tónica, razón por la cual es incorrecto cambiar el artículo.  

11) ¿Cuál es el género de hipérbole? 

El sustantivo femenino hipérbole alude al ‘aumento o disminución excesiva de aquello de que se habla’, de ahí que lo apropiado sea la hipérbole, pese a que antes era también usado como masculino (el hipérbole). 

12) ¿Es el apócope o la apócope

De acuerdo con el DLE, el sustantivo apócope, que alude al término que en fonética se emplea para indicar la ‘supresión de algún sonido al final de un vocablo, como en primer por primero‘, es femenino; así, lo adecuado es la apócope.

2 Respuestas a “Género”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.