coma y «pero», uso

 Con motivo de las frecuentes dudas sobre la escritura de la coma antes y después de la conjunción pero, ofrecemos algunas puntualizaciones ortográficas al respecto.

1) Coma y coordinación adversativa
• Se escribe coma ante las oraciones coordinadas introducidas por la conjunción pero: «Hazlo si quieres, pero luego no digas que no te lo advertí».

• Se escribe coma ante la conjunción pero cuando introduce grupos sintácticos no oracionales: «Ahora estamos más a gusto, pero más tristes», «Era un atleta mediocre, pero tenaz», «La apretó suave, pero firmemente».

Excepcionalmente, cuando la conjunción pero opone dos adjetivos o adverbios, puede prescindirse de la coma: «Era una orden imprecisa pero terminante», «Su proyecto camina con un ritmo lento pero seguro», «Las estrecharon breve pero excepcionalmente».

• La ausencia de la coma antes de pero, cuando los adjetivos preceden al sustantivo al que modifican, es general y recomendable: «El joven arquitecto edificó una modesta pero confortable casita», «Aquel grato pero efímero engaño con el que a menudo nos ilusionan los sueños».

• Se conserva la coma ante pero en construcciones que no son propiamente adversativas —pues no contraponen ideas—, sino enfáticas, como «Está bien, pero que muy bien». En cambio, cuando el primer término coordinado está ausente, no se escribe coma ante pero: «Y anduve pero que muy enamorada de Quino Alonso». Debe evitarse, asimismo, el uso de la coma en una tercera variante de esta construcción que presenta repetición del adverbio muy antes y después de pero: «Creo que alguien que es capaz de habar así es que está muy pero que muy enamorado».

2) Coma después de la conjunción pero
• No debe escribirse coma tras la conjunción cuando pero va seguido de una oración interrogativa o exclamativa: «Perdone la pregunta, pero ¿cuál es su edad?», «Pero ¡qué alegría verte!

• Sí se escribe coma tras pero cuando inmediatamente después se abre un inciso o aparece cualquiera de las secuencias que se aíslan por comas del resto del enunciado (interjecciones, vocativos, oraciones subordinadas, etc.): «Está enfermo, pero, excepto tú, nadie ha venido a visitarlo», «Le he traído un regalo, pero, ¡por Dios!, no le digas nada», «Puedes usar el coche, pero, hijo mío, ten mucho cuidado», «No tengo ganas de fiesta, pero, si tú quieres, voy contigo al cumpleaños de Ana». Es incorrecto en estos casos suprimir la primera coma.

Fuente: Ortografía de la lengua española (2010).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.